lunes, 4 de noviembre de 2013

La repetición: "Otra vez, sopa"



"Otra vez, sopa."



Es la expresión que utilizamos familiarmente para manifestar desilusión o rechazo frente a la verificación en nuestra experiencia de que una vez más, ESO que "no nos gusta, que no funciona, que no nos sirve", vuelve a repetirse en nuestra vida. Puede ocurrirnos en cualquier ámbito.



Situaciones indeseadas, que se repiten. Inhibiciones o bloqueos que no logramos superar. Acciones que no podemos evitar. Vivencias que aunque no querramos se repiten en nuestra vida como si hubieran sido "cortadas por la misma tijera", o "moldeadas con el mismo patrón".



¿Por qué en nuestra vida se repiten 
a nuestro pesar las mismas situaciones 
 caemos en los mismos errores?


Sigmund Freud descubrió la compulsión a la repetición, uno de los factores de malestar cuyas manifestaciones encabezan el TOP 10, del ranking del sufrimiento psíquico humano.

El inconsciente es -entre otras cosas- una fuerza propulsora, que nos impulsa a elegir todo lo que hacemos en la vida (elecciones amorosas, laborales, vocacionales, lugares donde vivir, identidad social, etc). Todas las elecciones, que creemos deliberadas o fortuitas, en realidad están motivadas por factores que se imponen a nosotros sin que sepamos verdaderamente cómo, ni por qué.

Nuestra vida late, "nos guste o no nos guste", al ritmo de una repetición que el inconsciente impulsa.

Uno de los atributos del inconsciente es ser "la fuerza que nos impulsa a reproducir activamente, desde la primera infancia, el mismo tipo de apego amoroso y el mismo tipo de separación dolorosa que jalonan inevitablemente nuestra vida afectiva." (Nasio)


Hay una repetición sana, y una patológica.





Cuando la repetición es sana, lo que late es el inconsciente como pulsión creativa -pulsión que repite la producción de novedades, favorece la emergencia de situaciones y conductas que son adaptativas porque aunque se repiten brindándonos sostén, se ajustan a lo que hace falta en cada momento, y por eso contribuyen a nuestra maduración, crecimiento, cambio, adaptación, funcionalidad. Es la repetición de rutinas, comportamientos flexibles, experiencias adaptativas que son necesarias para conservar y hacer evolucionar nuestra vida. Es una repetición que nos estructura y nos da seguridad.



Pero cuando la repetición es patológica, lo que late es el inconsciente como pulsión destructiva o tóxica: en este caso es la fuerza que impulsa la repetición de nuestros fracasos, traumatismos, conductas que nos hacen mal. Es una repetición inmanejable, que nos hace sufrir. El carácter compulsivo es propio de la repetición patológica, porque lo que la hace patológica justamente es su aspecto compulsivo.

Hay pacientes que vienen ya con una idea y un malestar específico acerca de la cuestión repetitiva que los aqueja. Hay otros que consultan por un malestar más vago o circunscripto a una situación particular, y el aspecto de repetición implícito -si es el caso-se hará evidente y se resolverá conjuntamente en el transcurso del tratamiento. 


La repetición patológica remite siempre 
a una situación traumática anterior.



¿Cómo vamos preparando el trabajo investigativo que es parte de la transformación de lo repetitivo?

Describiendo con el mayor detalle posible esa situación que me perturba (escenario, pensamientos, sensaciones, sentimientos).
¿Cuando fue la primera vez que me pasó? ¿Cuál me parece que es "la historia" de esa situación que me perturba? Enumero todas las veces que eso me ha ocurrido, todas las veces por las cuales pienso que se trata de "algo que se repite en mi vida".
Dice la teoría psicoanalítica que el trastorno que no tiene significación en la mente del paciente retorna siempre en sus actos, e inversamente, que el trastorno que ha hallado su significación deja de retornar.

Pero... ¿Qué demonios quiere decir para un psicoterapeuta "atribuir una significación al trastorno"?

Significa tener en mente que el trastorno (eso que se repite) es una MALA SOLUCION a un problema, dice el psicoanálisis.

¿Qué nueva mirada sobre la compulsión a la repetición nos aporta la experiencia, investigaciones y uso de EMDR?

Vemos la compulsión a la repetición como un intento neurofisiológico fallido de digerir psíquicamente ALGO que "no se ha digerido".

¿Por qué no se ha digerido? Porque en la base de lo que se repite hay experiencias pasadas complejas e intensas que nos desbordaron emocionalmente y cognitivamente (angustiantes e incomprensibles) en el momento en que fueron vividas. A veces se trata de una serie de microtraumatismos que se acumularon en el tiempo y han dejado en nuestro inconsciente una mezcla de emociones vividas pero no representadas, confusamente sentidas y no asimiladas.

En este sentido el procedimiento EMDR es afin al objetivo del psicoanálisis, pero,  en su estrategia clínica es como si se invirtieran las premisas y las conclusiones.

Nos focalizamos en el material traumático que aparece ligado a los sintomas en medio de un absoluto desconocimiento acerca de su sentido y sus causas; y partiendo de ese foco y merced al tipo de asociación libre que se despliega durante la desensibilización y reprocesamiento las respuestas a las preguntas que los psicoanalistas se plantean a priori, pueden ser respondidas a posteriori en el material que surge.


Por ejemplo, frente a los siguientes interrogantes psicoanalíticos:

¿Por qué este trastorno ha sido necesario?
¿Cuál ha sido la concatenación de acontecimientos psíquicos que lo ha hecho necesario?
¿A qué problema da solución el trastorno?


"Si el psicoanalista consigue responder a estas preguntas, dará un paso importante en la búsqueda de la causa de la enfermedad y, más allá, un paso hacia la cura del paciente"- dice el Dr. Juan David Nasio en su libro "¿Por qué repetimos siempre los mismos errores'"

Sin embargo...

Cuando abordamos lo "repetitivo patológico" con EMDR, el procedimiento opera de forma tal que no hace falta que como terapeuta me pregunte a priori por la significación de un trastorno para curarlo, sino que la significación a veces se va aclarando de modo simultáneo y como resultado del proceso de desensibilización y reprocesamiento del trauma que subyace a la manifestación de lo que se repetía.

Digo "a veces" porque también puede ocurrir que el trauma y la repetición "se curen", y que como psicoterapeutas, a veces no lleguemos a tener respuestas a estos "por qués", y que estas respuestas no lleguen a ser necesarias para que el paciente alcance de todas maneras valiosos " insights".
Cuando un paciente arrastra un trauma infantil, este va a emerger en forma relativamente rápida con EMDR, a menos que esté sepultado bajo otras capas de trauma (en ese caso, se va trabajando progresivamente las capas siguiendo una estrategia clínica específica). 

El acceso de EMDR al sistema nervioso no sólo activa y revela recuerdos traumáticos, sino que también provee el vehículo para comprenderlos y sanarlos. A menudo nos asombra el hecho de que gran parte del procesamiento sea interno y rápido y que no lleguemos a observar la mayor parte de los procesos  que conducen a los increíbles cambios. A veces es difícil aceptar esta pérdida de comprensión y control. Pero es un importante recordatorio de que el potencial de curación se encuentra casi por completo en el paciente. (Grant)

El modelo teórico que fundamenta la Terapia EMDR se llama "Sistema de Procesamiento de la Información a Estados Adaptativos", y nos permite la opción de pensar la compulsión a la repetición como fruto de bloqueos ocasionados por experiencias traumáticas y/o necesidades interpersonales no satisfechas. El bloqueo del sistema de procesamiento de la información tuvo por consecuencia que la información se almacenara disfuncionalmente ocasionando la repetición como reacción disfuncional.

El reprocesamiento con EMDR permite arribar a un proceso de toma de conciencia de material que no estaba accesible,  la liberación de aflicción emocional, 
permitir un aprendizaje,  y la extinción de los focos patógenos. (Zirlinger)



Bibliografía de Consulta

NASIO, Juan David: ¿Por qué repetimos siempre los mismos errores? Paidós, Buenos Aires 2013
ZIRLINGER, Silvio: Nuevos Recursos Frente Al Trauma - Experiencias clínicas con Psicoanálisis y EMDR,
Letra Viva, Buuenos Aires 2013
GRAND, David:" Curación Emocional A Máxima Velocidad - El Poder de EMDR", Buenos Aires, María Elena Aduriz, 2006